viernes, 13 de mayo de 2011

Heinrich Froehlich en el Tamarugal: los duros comienzos.

Foto 5. Fechada el 21 de Mayo de 1929, esta valiosa fotografía nos muestra a varios peones del predio "Los Puquios" y algunas visitas llegadas seguramente de Iquique, de terno formal y sombrero; probablemente entre ellos se encuentre Peter Mueffeler, su socio en la empresa. La sencilla barraca de madera que les sirve de telón de fondo, probablemente fue una de las habitaciones iniciales y lugar de guarda de herramientas y enseres. Heinrich se yergue, con su elevada estatura, a la derecha del grupo, en ropa informal de trabajo. Al fondo, los infaltables tamarugos típicos pobladores del Salar.

Foto 4. Esta foto corresponde, a lo que creemos, a los años 1940, 1941 o 1942, cuando ya los hijos de los matrimonios Froehlich-Bohm y Mueffeler-Marquez han crecido. En la escalinata de la casa, al lado de Froehlich, el más alto sentado abajo, está, según lo sospechamos, su amigo Peter Mueffeler.

Foto 3. La que muy luego sería la casa familiar (la misma de la foto anterior, ya ataviada con vegetación) construida por Froehlich y virtualmente terminada ya a fines del año 1929. Heinrich esta todavía soltero pero con planes serios de traer a su futura esposa, Martha, desde Golzow, Prusia occidental, a Los Puquios.


Foto 2. Tapa del valioso álbum fotografico formado por Froehlich, con todo esmero, entre Febrero de 1929 y Agosto del año 1930. El álbum nos permite seguir, paso a paso, a través de sus 117 fotos, los minimos detalles de las construcciones y faenas que llevó a cabo pacientemente el técnico alemán, durante los inicios de la "Viña Frohlich" de F y M. La primera fecha inscrita en dicho álbum señala explícitamente : "25. März 1929".

Foto 1. Tripulando un auto de carrera, en Iquique, hacia el año 1925 (?). Heinrich Froehlich, como avezado piloto al volante, se encuentra a la izquierda. Desconocemos el nombre de su acompañante.

Los hobbies juveniles.

Hasta aquí, hemos seguido, en dos capítulos precedentes, los primeros vericuetos de la vida de Heinrich Froehlich desde que llegó de Eisenach, joven de 22 años, a Iquique donde conoce y trata a otro alemán, joven como él, Peter Mueffeler, natural de Colonia. Hemos dado con una foto suya (Foto 1, arriba) de estos primeros tiempos, a lo que parece la única más temprana de que disponemos. Según Eleonor, su hija, correspondería a los años 1925 ó 1926. Mueffeler tenía por entonces una agencia de venta de automóviles, tal vez la única en Iquique por entonces. La foto nos muestra a dos amigos a bordo de un automóvil de carrera, en el típico atuendo de pilotos de prueba. ¿Perteneció este vehículo a Mueffeler?. Es probable. Debió tratarse de un hobby transitorio, sólo posible gracias a la actividad propia de Müffeler en el rubro automotriz. Porque Froehlich no tenía obviamente aún la capacidad económica para darse tales lujos. Nos podemos fácilmente imaginar esas carreras heroicas, por huellas polvorientas y arenosas, tal vez rumbo al "lejano" balneario de Cavancha, donde pasarían el día pescando y/o retozando en la playa, con amigos.

Los primeros viajes al oasis de Pica.

Más de alguna vez intentarían llegar hasta Pica, donde Mueffeler pronto conocería y empezaría a cortejar a Norah, hija del querido médico del pueblo, el doctor Juan Márquez. Varios años de pololeo, en los que tal vez se veían, como era la costumbre, sólo de tarde en tarde, terminarían por fin en matrimonio en el año 1934. Exactamente el mismo año en que llega, importada de Alemania, Martha Bohm, la joven prusiana que será de por vida la esposa de Froehlich. Del matrimonio de Mueffeler con Norah, nacerán cuatro hijos. A diferencia de Froehlich cuya hija Eleonor no tendría descendencia, Mueffeler deja descendientes que hasta hoy han ocupado importantes cargos en la ciudad de Iquique.

¿Cómo surge la idea de comprar el predio de "Los Puquios"?.

Mueffeler compra al fisco hacia 1927-28 -como nos atrevemos a aventurarlo, a falta de pruebas ciertas- el predio de "Los Puquios", cercano a La Huayca, donde comenzará la notable aventura vitivinícola sugerida seguramente por Froehlich. ¿De dónde les viene la idea de plantar una viña en esos desolados parajes?. No lo sabemos a ciencia cierta, pero probablemente se conjugaron aquí dos circunstancias fortuitas: a) una, las visitas obligadas a Pica por parte de Mueffeler, en las cuales Froehlich- podemos fácilmente suponerlo- iba de acompañante. Aquí deben haber visto muchas veces, con sus propios ojos, los viñedos de Pica y Matilla, por entonces en plena explotación; y b) el contacto directo, a su paso obligado hacia Pica, con canchoneros de la Pampa, en las proximidades de La Huayca, uno de los sitios donde éstos más abundaban. Estas plantaciones se podían observar inmediatamente a la orilla del camino o huella de tierra suelta. Hasta hoy podemos observar con nostalgia sus antiguas habitaciones derruídas, hechas con costrones salinos recortados a azuela o pala, y sus muros aún enhiestos, desprovistos de techumbre.

El ejemplo antiguo de la agricultura de las "chacras sin riego", o "canchones".

Es seguro que en muchas ocasiones se detuvieron a observar, al cruzar el desierto, las faenas en marcha y a interrogar a los lugareños "canchoneros" sobre su productividad, modo de laboreo y sistemas de abono. Porque su riego corría por cuenta de la madre naturaleza, a causa del alto nivel freático del agua subterránea en ese paraje. De aquí, deducimos, es probable haya surgido la idea de comprar uno de esos lugares, provistos de antiguos canchones, donde existía la plena certeza de la existencia de agua a escasa profundidad, muy fácil de bombear a la superficie. Muy luego, tras la compra del sitio de unas cuatro ó cinco hectáreas iniciales, y a comienzos del año 1929, a juzgar por las fotografías fechadas que poseemos, se inicia la construcción de pozos, estanques, instalación de bomba y la consiguiente preparación y abono de los terrenos, descostrando y limpiando la superficie antigua del Salar.

Los inicios heroicos de la "Viña Froehlich".

Así y allí surgirá muy pronto la "Viña Froehlich". El álbum fotográfico que poseemos, dotado de un total de 117 fotos en blanco y negro, no pocas de ellas ya descoloridas por el implacable paso del tiempo, y de un tamaño medio de 6 cm. x 6 cm. cada una, ostenta un muy significativo título, escrito primorosamente en alemán por la mano de Froehlich, en tinta china de color negro, indeleble:


"Die Entstehung und Entwicklung des "Froehlichen Weinberges" ab Februar 1929." (El nacimiento y el desarrollo de la "Viña Froehlich" a partir de Febrero de 1929). (Vea original en Foto 2)

Abajo, a la izquierda, se lee: Chacra "Los Puquios". A la derecha se lee: F & M. Iquique. Canchones, Chile.


La nueva Viña de Froehlich será su "Viña Feliz".

Es muy interesante dejar constancia, de paso, que la expresión "Froehlicher Weinberg", como la denomina ingeniosamente su iniciador y creador, significa en alemán dos cosas a la vez: a) "Viña Froehlich", aludiendo al apellido de su creador, pero también, b) "Viña Alegre, o Feliz". Por ejemplo, en Alemania se saludaban antaño para Pascua de Resurrección con la expresión: "Froehliche Ostern": ¡ Feliz Pascua!. En efecto, el vetusto Álbum de tapas negras que tenemos entre manos rezuma con su meticulosidad y cuidada caligrafía, el cariño que Froehlich pone, desde sus comienzos, esto es desde Febrero del año 1929 hasta Agosto de 1930 a su nueva empresa a la que dedica especial preocupación. Por eso sigue durante muchos meses, en una secuencia fotográfica impecable, sus avances y logros. Esta será la que rotula como la "Viña Froehlich o Viña Feliz". En esta empresa, como se puede fácilmente colegir analizando en detalle la secuencia fotográfica, pone él todo su empeño, su cariño y su probada laboriosidad germana. Las siglas F y M escritas en letras mayúsculas en la tapa del Álbum designan, claramente, las letras iniciales de los apellidos de sus gestores principales, esto es, Froehlich y Mueffeler.

La historia de los inicios agrícolas retratada en un álbum fotográfico.

Revisando las ya ajadas páginas del álbum, resulta perfectamente posible, gracias a las fechas allí insertadas por Froehlich, seguir la secuencia exacta de las faenas realizadas en el terreno. Lo primero, fue preparar la tierra, sacando las costras salinas de la superficie. Luego vienen las primeras construcciones: la del pozo, del estanque de agua, de algunos sencillos galpones y de la futura "casa patronal". Luego se puede apreciar las primeras plantaciones, los galpones (Staelle) para la crianza de animales domésticos (ovejas, cabras, cerdos y burros) y, por fin, el gallinero que será poblado por gallinas de la raza Rhode Island. El álbum termina con vistas varias de la instalación de la incubadora para pollitos, tarea que parece haber sido su orgullo. O sea, entre comienzos del año 1929 y agosto del año 1930, Froehlich fue capaz no sólo de preparar extensas superficies de tierra en enormes melgas para plantar alli especies vegetales varias (se puede distinguir sin dificultad zapallos, alfalfa, choclos) , sino aún de construir con sus manos la casa en la que albergará a su futura familia, apenas Martha su futura esposa llegue, en el mes de agosto de 1934, desde su patria, Alemania.

La rápida aparición de las fuentes productivas: plantios, cria de animales, gallineros.

La mayor parte de las fotografías nos muestran aspectos variados de la evolución del predio agrícola. Hay muy pocas que muestren grupos de personas. En una de ellas, (Foto Nº 5) Heinrich aparece rodeado de varios de sus peones, casi seguramente contratados todos ellos en el vecino pueblecito de la Huayca, donde logró hacer muchos amigos y de donde era originario Genaro Soto, que fuera su fiel capataz por largos años. En una de las fotos más nitidas (Nº 5) fechada el 21 de Mayo de 1929, es posible ver al espigado Froehlich junto a una cabaña de madera, con visitas vestidas formalmente con sombreros de copa. Tal vez se trate de Peter Mueffeler que viene de Iquique a ver el avance de las obras.

¿Cuándo surgen las primera viñas en la zona de "Los Puquios"?.

Extrañamente, a pesar del título inicial del álbum que se refiere precisamente a la "viña" (Weinberg) , no aparecen en este álbum fotos de las parras o señas de su cultivo, tal vez porque éstas fueron instaladas algo más tarde, tras la experiencia inicial con cultivos de rápida venta y comercialización (alfalfa, zapallos, maiz). La viña iba a exigir, evidentemente, mucho mas tiempo y dedicación. Y también, de más dinero. No sabemos todavía la fecha exacta en que se plantó la primera viña en "Los Puquios". Tenemos la sospecha que fue hacia los años 1931 ó 1932, poco antes del arribo a Chile de su futura esposa, Martha.

Otras capítulos sobre esta biografía alucinante.

Con este capítulo dedicado a la obra titánica inicial de Heinrich Froehlich hemos terminado nuestra tercera entrega. Vienen, así lo esperamos, otras más. Una dedicada a sus publicaciones, condecoraciones y trabajos, otra a sus esfuerzos por hacer productiva la zona arenosa costera de "La Chimba", en la porción norte de la ciudad de Antofagasta, a donde le llevará como técnico la CORFO, hacia el año 1960, y donde le veremos desplegar con gran energía su creatividad agrícola y, a la vez, su notable talento musical. En esta proceso agotador de esfuerzo y trabajo y en una gran soledad, le sorprenderá repentinamente la muerte, en Octubre del año 1966.


( aún en preparación, 16 de Junio de 2011, en Iquique).